Historia de BLOCH

Celebrando 90 Años

Escuchando bailarines desde 1932

Durante el apogeo de la Gran Depresión en 1930, Jacob Bloch, zapatero de oficio, emigró a Australia desde Europa del Este, trayendo consigo una profunda adoración por la música y la danza.

Mientras visitaba una escuela de danza local, notó que una joven bailarina luchaba por mantenerse en punta. Se comprometió a crear un mejor par de zapatillas de punta para ayudar, y eso es exactamente lo que hizo.

En la actualidad, Bloch es el proveedor líder mundial de calzado y ropa técnica de danza. Y todavía hacemos todas nuestras zapatillas de punta a mano. Dirigidos por David Wilkenfeld, nieto de Jacob, continuamos con la tradición de escuchar a los bailarines, entender lo que quieren y lo que necesitan.

David continúa trabajando uno a uno con bailarines profesionales para impulsar la innovación en la industria. Como resultado, Bloch ha construido un historial de entrega de alta calidad e innovación revolucionaria. Ya sea el primer zapato de baile con suela partida o el desarrollo del primer zapato de ballet Relevease, estamos constantemente innovando, mejorando y adaptando nuestra gama para satisfacer mejor las necesidades de nuestros bailarines en todo el mundo.

A fines de la década de 1930, muchas compañías de ballet extranjeras realizaron giras por Australia, incluido el famoso Ballet Russe de Monte Carlo. Bloch creó zapatos para muchas de estas famosas bailarinas rusas, incluidas Olga Spessivtseva, Tamara Toumanova, Irina Baranova, David Lichine, Tania Riabouchinskaya y Helene Kirsova, construyendo cada par a medida según las especificaciones de la bailarina.

Nuestras colaboraciones han incluido a los exdirectores de ABT Irina Dvorovenko y Maxim Beloserkovsky, el dúo de coreógrafos y bailarines de claqué internacionalmente aclamado Chloe y Maud Arnold, y el destacado ícono internacional del claqué y coreógrafo ganador del premio Emmy, Jason Samuels Smith.

Desde la primera posición hasta el grand jete, Bloch está ahí para inspirar, empoderar y apoyar a nuestra comunidad global de baile. Creemos que el movimiento es libertad y celebramos el compromiso y la creatividad de la comunidad de la danza para llevar el arte y la emoción de la danza a los corazones de sus audiencias. 

“Hacemos lo que hacemos por amor a la danza” David Wilkenfeld